viernes, 5 de marzo de 2021

Sindicatos y sanitarios se quejan por la falta de transparencia y planificación en la vacunación de docentes

 



Hace casi un mes que Sanidad modificó su campaña de vacunación en relación con AstraZeneca para incluir a trabajadores esenciales como sanitarios, cuerpos de seguridad y docentes en el grupo de menores de 55 años y la Comunidad de Madrid ha comenzado a padecer los síntomas de una estrategia improvisada.

La capital ha vacunado alrededor de 30.000 docentes, pero un centenar de ellos llevan desde el comienzo de la semana sin poder ir a trabajar por las reacciones secundarias de la vacuna. Una situación que ha hecho saltar la alarma social en un contexto de covid, cuando no se pueden tomar medidas organizativas ordinarias como mezclar a los alumnos y deshacer los grupos burbuja.

A este problema se suman los profesores que no han sido llamados, los errores de la administración y la incertidumbre de los docentes por no conocer el plan de actuación frente a la vacunación del coronavirus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario