viernes, 17 de diciembre de 2021

La Generalitat prevé clases con dos maestros para garantizar la docencia en castellano y catalán

 


La inmersión lingüística en Cataluña está siendo un campo de batalla político desde que el Tribunal Supremo confirmara el pasado noviembre la obligatoriedad para los colegios catalanes de impartir al menos un 25% de sus asignaturas en español. Los partidos independentistas sopesan fórmulas para esquivar la sentencia. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, han anunciado este jueves una batería de medidas para evitar aumentar las horas en castellano de forma general en el sistema escolar. La decisión más llamativa es el aumento de profesores en los colegios: en las aulas que haya que enseñar en español, habrá dos profesores, uno de ellos para atender en castellano y el otro en catalán a los alumnos que lo requieran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario