jueves, 21 de mayo de 2020

Celaá propone usar bibliotecas, gimnasios y salones de actos como aulas


A partir de septiembre las aulas cambiarán de fisonomía. Con el fin de guardar la distancia de dos metros para así evitar la infección de coronavirus, los centros escolares podrán acondicionar bibliotecas, gimnasios, salones de actos y otros lugares con objeto de ser usados como espacios lectivos. Así lo anunció este jueves la ministra de Educación, Isabel, Celaá, si bien subrayó que todavía es pronto para despejar algunas incertidumbres, pues todo depende de cómo evolucione la pandemia.

En caso de que al final del verano no haya una vacuna contra el patógeno, como es lo más probable, el número de alumnos por aula se reducirá a la mitad, de forma que no se superen los 15 estudiantes. Si tal cosa así ocurriera, se tendrían que fraccionar la clases, tal y como ha hecho en Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario